¿Cómo evitar los engaños en los créditos prendarios?

Inicio / Creditos Prendarios / ¿Cómo evitar los engaños en los créditos prendarios?
22 Abril, 2015 rtoranzo Sin Comentarios
¿Cómo evitar los engaños en los créditos prendarios?

La mitad de las personas que cambia su carro lo hace a través de créditos; para evitar los engaños es importante ver bien la letra chica.

Cambiar el auto o comprar un auto nuevo suele ser una de las operaciones que más créditos solicita; el 50 por ciento de los autos comprados al año son solicitados a través de préstamos, números que aumentan en el mes de Diciembre con el cobro del aguinaldo.

Y así como pululan créditos destinados al cambio o compra de automóviles también lo hacen las cláusulas y contratos falaces que terminan haciendo pagar de más a quien los solicita. Para evitar engaños es importante detenerse en la letra pequeña.

La CONDUSEF aconseja que a momento de examinar un contrato de préstamos prendario se tomen ciertos recados y se haga un examen detenido de los siguientes puntos:

  • Comparar pagos totales del crédito incluyendo el CAT (Costo Anual Total)
  • Tener en cuenta las comisiones por apertura y pagos iniciales
  • Incluir el costo del seguro (muchas veces la institución prestamista determina con quién debe realizarse)
  • Evaluar las calificaciones, en cuanto a calidad y transparencia, de la entidad emisora del crédito
  • Estudiar el historial de cláusulas ilegales y engañosas publicado por la CONDUSEF a fin de detectarlas en caso de que se encuentren en el contrato del préstamo

Muchas veces aunque se trata de un banco o una entidad prestamista prestigiosa no cuentan con buena reputación por lo que es importante desprenderse del marketing, la publicidad y la ansiedad que provoca el hecho de estar frente a la realización de un anhelo y estudiar seria y detenidamente cada opción.

Uno de los ‘engaños’ más comunes es que la entidad emisora promete una cierta cantidad de cuotas sin interés pero a la larga por otro tipo de intereses y costas el valor final del préstamo resulta siendo mucho mayor y se pagan con creces los intereses ahorrados de las primeras cuotas.

Las quejas más usuales registradas por la Comisión son la inconformidad respecto a los saldos de amortización, al monto de las primas devengadas del seguro, debido a que no se actualiza periódicamente la información en el historial de crédito; quejas relaticas al funcionamiento de los productos financieros; por la no entrega de la carta de liberación del adeudo luego de concluír el pago del préstamo.

En las evaluaciones de la CONDUSEF las instituciones mejor calificadas fueron los bancos seguidos a lo lejos por las Sofipos, las cooperativas de ahorro y finalmente las Sofomes. Entre los bancos ubicados en los primeros lugares se ubicaron el BBVA Bancomer, el Scotiabank Inverlat y el Banorte.